127 Horas. De Danny Boyle

Excursiones de aventura ¿quién no hizo alguna vez? Zapatillas, agua, sombrero (con suerte) y salimos a recorrer la naturaleza "salvaje". ¿Quién no anduvo alguna vez haciendo de esas por los cañones en EEUU? No, es cierto, yo tampoco. ¿Pero quién no recorrió alguna vez una grieta estrecha de altas paredes verticales, aferrándose para no caer al precipicio? Bueno, yo tampoco...

Lo cierto es que hubo un escalador que sí lo hacía allá por los 70, y una de sus excursiones no salió del todo bien. Esta historia verídica es retomada por Danny Boyle para realizar la película 127 horas, en la que nos muestra uno de los viajes de esta persona, y su extraño hobby.

Lo vemos salir de su casa, finalizados los preparativos previos, con agua y sombrero, para dirigirse hasta la zona de Utah (EEUU) que suele frecuentar para practicar esta actividad. En cada ocasión con una nueva meta, esta vez le toca el Blue John Canyon.

Conoce las formaciones geológicas como la palma de su mano, e incluso actúa como guía de unas chicas que se cruza en el camino. Llegado el momento, va en busca de su objetivo y comienza a recorrer las paredes rocosas con gran habilidad. Algo no sale como fue planeado, y nadie parece estar cerca para escuchar sus gritos de auxilio.

El desenlace de esta historia es lo que nos mantiene en vilo durante 90 minutos. ¿Hasta dónde somos capaces de llegar frente a la desesperación y la desesperanza? Estando él, sólo con su alma, y la única salida
posible , al alcance de su mano.


Ficha técnica
Director: Danny Boyle
País: Gran Bretaña
Con: James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn
Género: drama, aventura.
Año: 2010
Duración: 93 min.

Trailer

Deliverance (La violencia está en nosotros). De John Boorman

"Inquietante y provocadora" debería haber resumido el afiche de esta película cuando se estrenó en 1972. Y hoy seguramente afirmaría lo mismo.

Lo que parecía que iba a ser un viaje ameno, en contacto con la naturaleza, se convierte gracias a los pobladores locales, en una experiencia tremenda. Estos cuatro amigos que van a hacer rafting en un río que está por desaparecer para dar lugar a una represa van a pasar los peores momentos de sus vidas.

El primer contacto con los lugareños ya es inquietante. Pero con un muy interesante duelo de banjos, el resultado es positivo para todos. 
Comienzan a bajar por los rápidos del río y todo transcurre con normalidad. A pesar de los sobresaltos lógicos, el líder y experto en la naturaleza, Lewis Medlock (Burt Reynolds), conduce bien al grupo, que se completa con el bonachón y galán Ed (Jon Voight) y los afables Bobby y Drew (Ned Beatty y Ronny Cox). 

Pero lo grave (y cuando digo grave es GRAVE) comienza cuando paran a descansar Ed y Bobby y se encuentran con dos granjeros con escopetas y pocas ganas de hacer amigos pero sí de brindar amor... O para decirlo sin eufemismos, violarse al primero que pase, en la que probablemente haya sido una de las escenas mas perturbadoras del cine de los setenta.

A partir de allí, todo se desmadra. Escapan como pueden, pero los rápidos se ponen mas agitados, los hechos y botes se precipitan: heridos, persecuciones y alguna muerte completan este clásico que no pierde vigencia a casi 40 años de su estreno.

Ficha técnica
Director:John Boorman.
Con: Jon Voight, Burt Reynolds, Ned Beatty
Género: Suspenso
Año: 1972
Duración: 110 min.

Trailer



Miel para Oshún. De Humberto Solás

Donde Oshún y Yemanyá se encuentren.

Los paisajes cubanos son los elegidos para nuestro viaje, que comienza cuando un joven cubano, emigrado siendo niño, decide regresar muchos años después para tratar de entender, buscar respuestas, encontrar a quienes dejó atrás.
Conflictos familiares aparecen como eje central de la película, aunque se traducen en un drama colectivo, de toda la sociedad cubana. Se puede entrever cómo el trasfondo político influye en la vida de cada uno de los protagonistas.
Estas circunstancias son las que nos llevarán por un viaje al interior de Cuba, acompañando a los protagonistas en sus búsquedas personales, y vivenciando las particularidades de este pueblo y su cultura.
Vemos reflejada la relación entre pobladores y turistas; los mecanismos de control del régimen socialista que desconfía de los antisociales; las particularidades de la Santería, su religión y el panteón de Orishás, como Oshún y Yemanyá. La religión cubana expresada en el nombre de esta película tiene un rol, no tanto central, sino más bien como pretexto que orienta al joven en su camino.

No faltan los camiones repletos de personas por las rutas, autos que se rompen persistentemente, y la concurrencia masiva de todos los pobladores (sí, todos) frente a cualquier conflicto personal que se presenta.
Todas les pasan a estos muchachos, mientras recorren 880 km desde La Habana hasta Baracoa, en la costa este del país. ¿Qué encuentran allí?


Ficha técnica:
Director: Humberto Solás
País: Cuba
Con: Isabel Santos, Mario Limonta y Jorge Perogurría en los papeles
Género: Drama
Año: 2001
Duración: 115 min.

Trailer:
 

    Compartir

    Seguidores